Archivo de la categoría: microrrelato

el del quinto

!Anda que hacerme esto! Justo hoy, que venían los japoneses a ver los inventos. Que no me digas que no es un barrio bonito, pero es que hay cada uno… Yo de momento esta tarde tengo que ir al taller a que me digan cuando lo tienen listo. Sí, al principio pensaban que era cosa de asesinos. Vaya, por las manchas de sangre y tal… Uno trabajando y tres mirando, lo de siempre. Y luego que si la junta de la culata y los cambios de aceite, que si la factura la paga el seguro, que si tú por esto no te preocupes. ¡Ya coño, pero es que me están estafando en la cara! Bueno, a lo que iba, que si los japoneses dan el visto bueno nos compramos una plaza de garaje y nos olvidamos de problemas. Que todo el mundo tenemos problemas, eso está claro. Y el del quinto pues mira, con esa educación que le ha dado a sus hijas no me extraña. Pero vaya, que no tenía motivos. De todo se sale. Mírame a mí donde empecé y mírame ahora, a punto de venderle la moto a unos de Osaka que no se enteran de un pimiento. Pero claro, a mí mis padres me daban un bofetón cuando me lo ganaba. Y este, que era un comemierdas, se ahogaba en un charco de sangre. Muchas veces venía a pedirme herramientas ¿creía que me las habían regalado? ¡Que se las compre como hacemos todos joder! Es que hay cada uno… Así que ya te digo que no me extraña. Lo que más me jode es que mira, me ha jodido el coche y me ha hecho llegar tarde a la reunión. Y luego todo el mundo mirando y largando. Que si era un buen tipo que si esto que si lo otro. ¡Pero si muchos ni le conocían! Pero ya se sabe, a la gente le preguntan y se les va la fuerza por la boca. Y más cuando alguien la palma. Pero vamos, al entierro va a ir su prima la del pueblo porque yo no pienso, por mucho que fuese el presidente de la comunidad. Y si no, que hubiese hecho las cosas como Dios manda, que tirarse por la ventana es muy fácil y muy bonito, llamando la atención de todo el barrio. ¡Haberte tomado unas pastillas en la bañera y nos dejas a los demás tranquilos! Ya verás, con lo difícil que salen las manchas de sangre de la tapicería…

Anuncios

micro pornografía 1

-Si te digo que me estoy dedicando a la industria del porno no te lo vas a creer, ¿no?
-No.
-Entonces no te lo digo.

Una chimenea en invierno

Los días de frío le dí más importancia a la escasa leña que a

la inflamable Biblia.
los inflamables best-seller.
los inflamables libros de texto.
los inflamables apuntes de la Universidad.

discotecas y/o microondas

Lo que no me puedes reprochar es que no haya perdido horas y horas de mi vida durante estos años cuidándote, limpiándote, cocinándote los mejores platos. Como cocinera tengo que decirte que los mejores platos tardan muchísimos minutos en prepararse. Pero vaya, parece que tú prefieres salir a cualquier discoteca a comerte una lasaña precocinada que se prepara en dos minutos. Luego no me vengas llorando, los platos precocinados dejan dolor de tripa.

drama

Estuve enamorado de ella cuatro horas al día, seis días por semana, durante cinco meses.

¡Y caía el telón! Fin de la obra, inicio de la ficción.