caricias de escalón

Verás, me he hartado de tu jueguecito. De tu siempre hacer como si nada, de tu pasividad. De que te lluevan encima, de que te utilicen. De que se lleven a tus parientes, los golpeen y no hagas nada. ¿Y ahora qué? Ahora son la fachada del nuevo ayuntamiento y tú sigues ahí, como siempre, tirada en el suelo, impasible. Y yo ya no sé que hacer para que me digas un “te quiero”, para que me acaricies, para que me propongas una salida por la montaña. ¡Si alguna vez me dijeses simplemente una palabra cariñosa! Ahora se hacen patentes los augurios de mis amigas que me decían que te veían poco comunicativa… Pero siempre te estuve esperando, y en mis más profundos deseos siempre pensé que cambiarías, que bajo esa capa rocosa que todos vemos se escondía una timidez entrañable. Pero me equivoqué. Lo nuestro se ha terminado. Para siempre.

¿Así que estabas esperando mis caricias? No lo parecía. Parecías más bien distraída sintiendo que eras útil al edificio, sin diferenciar si te dejabas usar por el fontanero del bajo izquierda o por el ejecutivo del cuarto derecha. Que sepas que ellos siempre te trataron como un objeto, cosa que nunca me podrás reprochar a mi. Te soñé en las noches de invierno, cubierta por la nieve, y en las de verano, arropada por el musgo de la cara norte, mientras buscaba en Tauro la pequeña Aldebarán. Al final me has tratado como el resto, como una piedra en el camino, como un guijarro humilde en el zapato, como un estorbo.

Pero una escalera ajetreada como tú, manoseada como tú, pisada con mil huellas como tú… Necesita productos de limpieza y cuidados, como tú. Ya nunca me susurrarás al oído la de León Felipe, como tú.

Me quedo como siempre, sí, pero en las montañas, a la intemperie, sin olor a amoniaco ni gente que me pisotee con cigarros acabados. Eres una urbanita que necesita gente, porque sin ellos no eres nada. En cambio mi sitio está aquí, sin objetivo aparente, sin sentido nítido. Cuando ya no seas útil te derribarán, porque dotarle de sentido a las cosas es ponerles fecha de caducidad, hacerlas temporales, mortales.

Y yo me pido la eternidad.

Anuncios

11 Respuestas a “caricias de escalón

  1. “y luego
    centelleas
    bajo los cascos
    y bajo las ruedas;
    como tú, que no has servido
    para ser ni piedra ”

    Este me gusta mucho!
    Será me has pillado escuchando Paco Ibañez,
    “la vida es bella, ya verás como a pesar de los pesares….”
    Me encanta la idea de la utilidad y la caducidad.

    • “…de una lonja,
      ni piedra de una audiencia,
      ni piedra de un palacio,
      ni piedra de una iglesia;
      como tú,
      piedra aventurera”;
      Gracias “Carla”!!! Me alegra mucho que te guste 🙂

  2. Buena historia. Me ha gustado el pensamiento de la escalera. Será porque son mi debilidad y no hace mucho escribí sobre una aunque yo la acabé suicidando tu en cambio la dotas de mejor destino.
    Salut

  3. ¿Sαbes lo mαlo de los escαlones? Que es excesivαmente fαcil tropezαr.

    ¿Y lo bueno de lαs escαlerαs? Que αunque tropieces unα o mil veces, si insistes, αcαbαs subiendo y llegαndo αrribα.

    Mαnzαnαs…¡pαrα no desesperαr!

    • ¿Y si tropiezas bajando? ¡Qué rápido se llega al suelo y qué difícil es llegar a la planta más alta!

      Compraré peras para el camino.

      • Looking for that special someone Hello fellas at the moment I am seeking someone that is willing to settle down and want long term comntimemt. For anyone who is ready for this too please don’t be afraid to hit discreet xxx others up. I am secure fe online dating website male that can be quite smart and willing to travel if we are very compatible. I’ve got nothing holding everyone back. So if you would like know more just hit me upwards. free webcam sex women seeking women Destruction Bay, Chandka sex adds Walstonburg

  4. Perαs no…¡¡Kilos…de perαs!!

    Compαrtαmos algunαs, αndα…

  5. Releido bajo este nuevo punto vista, tu punto de vista, algunas cosas cobran más sentido.
    Aunque prefiero mi interpretación de reproches . El ultimo fragmento tiene mucha fuerza y me sigue encantando.

    Bendita literatura y su combinatoria….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s