Pasaporte

Sangre, rabia, sueños a fuego que llevo marcados en mi interior.

El burócrata de inmigración lleva en un saco roto esperanzas ajenas. Ventanillas asépticas, un pasaporte mil veces manoseado. No te saldrás con la tuya, en tus papeles no caben los caminos que desgastarán nuestros zapatos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s