Examen de automatismos – I

No son más que ocasos en la noche que no vienen de ninguna parte. No son perros ni vacas, son malandrines del parque que tratan de liberarse de fiestas pasadas por alcohol y sexo.
Se descubre la madrugada rebelde en la frontera con tu cama, que ya es mi cama. Y fuera ya no llueve y los caracoles ya murieron el tercer día del primer milenio de la era actual. Cómete los ratizidas como gominolas en la noche que te dan la fuerza para continuar hasta el próximo amanecer con los pantalones manchados y el jersey con olor a tabaco japonés. Y ayer me dijiste que nunca más y no cumpliste, el año que viene prometo reventarte cuando me escupas tus letras a la cara empapadas en llanto y secas de risa que ya no te queda. Te gastaste las risas con otro.

Anuncios

2 Respuestas a “Examen de automatismos – I

  1. Si te parece bien te agrego a amigos, ¿ok?
    Bueno, en realidad ya lo he hecho, pero ya lo sabes.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s