De puteros y puteras

– Mamá, he dejado a Luis.
– Haces bien hija, era un putero.
– …
– Si hija, no me mires con esa cara, un putero.
– Que yo sepa solo iba a locales de streaptease. Y fue una vez.
– Pues eso, un putero.
-…
-…
– Te ha llamado Carmen por lo de la boda de su hija, la del pueblo.
-¡Ay si! ¡cuanta ilusión me hace! Además vamos a irnos de despedida de novia.
-¿Ah si? ¡Como te lo montas mamá! ¿Y papá?
– A tu padre le voy a decir que me voy a pasar el fin de semana al pueblo de la Carmen, que en la sierra se duerme más fresquito.
-¡Bueno bueno con la Paqui! A sus cincuenta se nos hace fiestera. ¿Y cual es el plan?
-Pues han reservado un restaurante de esos eróticos con camareros bailarines, de esos que sacan a la novia y se desnudan.
-¿Y vas a meterles billetes en el tanga con un sombrero-polla en la cabeza?
-Pues si se presta la noche… Pero no digas esas guarradas. Oye, a tu padre ni una palabra de esto, ¿eh? Que no quiero que aproveche para ejercer de Rodriguez putero.

Anuncios

Una respuesta a “De puteros y puteras

  1. Realismo en estado puro, si señor.

    Hola (:

    y adiós 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s