Al loco le encerraron por robar un banco. Al banquero le condecoraron por estafar al pueblo. Al pueblo le engañaron por creerse manco. Al manco le ofrecieron palas para ser minero. Al minero le vendieron aire que tenía el patrón. Al patrón le sobraba tiempo para jugar con Dios. Dios se olvidó de los presos, de mí, de los locos y de vos.

Anuncios

Una respuesta a “

  1. NUNCA HAY QUE PERDER LA ESPERANZA…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s