Receta de paella.

Visité la tienda de Ultramarinos del señor Pedro. Pero Pedro no estaba. Estaba su hija, de la que me enamoraré mañana cuando vuelva a por otro kilo de arroz y una cajita pequeña de azafrán.

Un bote de judias verdes, medio kilo de pimientos italianos y una lata de pimientos del piquillo. Los ajos los tomé prestados del huerto de Tom, le dejé plantada una lámpara flexo como trueque.

Ya solo me faltaba el aceite. Volví a los ultramarinos. Me das una botella de aceite y te invito a cenar a mi casa siempre que quieras. Llévatela, a las tres me tienes en tu mesa.

Eran las tres menos cinco, había quedado con ella en cinco minutos y mi casa estaba a quince. Corrí por medio pueblo con la bolsa de comida. La bolsa del arroz se rompió y dejé un reguero de arroz desde la esquina de mi calle hasta la puerta de mi casa. Saqué la llave rápidamente, giré tres veces la cerradura hasta que se abrió la puerta y entré con la paellera atravesando el pasillo quemándome las manos con las asas. El calor del arroz aún me daba en la cara y el olor de los pimientos que había puesto por encima me abría el apetito.

Te dije que a las tres, llegas diez minutos tarde. Lo siento, pero no pude correr más. Bueno, al menos la paella está caliente.

Anuncios

6 Respuestas a “Receta de paella.

  1. Esto me parece una falta de respeto XD

    Hablo yo de hacer callos o cocido? no! pues deja mis paellas!!!!

    Y para que lo sepas no llevan pimiento.

    Pero eso sí, admito que ingenio no le falta amigo MM… (:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s